Dr. OFM

¿Cuáles son los posibles efectos a largo plazo de la cirugía de masculinización facial?

imagen-36

Cirugía de masculinización facial es un tipo de afirmación de género cirugía que tiene como objetivo crear una apariencia más masculina para los hombres transgénero a quienes se les asignó mujer al nacer (AFAB). Implica remodelar huesos y tejidos blandos en varias partes de la cara, como las mejillas, el mentón, la frente, la nariz, la garganta y la mandíbula. Masculinización facial La cirugía puede ser realizada por diferentes tipos de cirujanos que tengan capacitación adicional en cirugía de afirmación de género.

¿Cuáles son los posibles efectos a largo plazo de la cirugía de masculinización facial?

Cirugía de masculinización facial Generalmente se realiza después de completar un ciclo de terapia hormonal masculinizante, que puede tener diversos efectos en la apariencia física y la salud. Algunos de estos efectos incluyen:

  • Desarrollo del vello facial.
  • Cambios virilizantes en la voz.
  • Redistribución de la grasa facial.
  • Aumento de masa muscular
  • Aumento del vello corporal
  • Cambio en los patrones de sudor y olor.
  • Recesión capilar
  • Calvicie de patrón masculino

Cirugía de masculinización facial puede ayudar a los hombres transgénero a alcanzar sus objetivos estéticos deseados y mejorar su autoestima y calidad de vida. Sin embargo, como cualquier procedimiento quirúrgico, también conlleva algunos riesgos y posibles complicaciones que pueden afectar sus resultados a largo plazo.

Riesgos/beneficios de la cirugía de masculinización facial

Algunos de los posibles riesgos o beneficios de la cirugía de masculinización facial son:

Riesgos

  • Infección: existe riesgo de infección en el sitio quirúrgico o en otras partes del cuerpo debido a bacterias o virus. La infección puede causar fiebre, dolor, hinchazón, enrojecimiento, drenaje de pus u otros signos. La infección se puede tratar con antibióticos u otros medicamentos.
  • Sangrado: existe riesgo de sangrado durante o después de la cirugía debido a una lesión en los vasos sanguíneos o una pérdida excesiva de sangre. El sangrado puede causar hematomas, hematoma (una acumulación de sangre debajo de la piel) o shock (una afección potencialmente mortal en la que cae la presión arterial). El sangrado se puede controlar con vendajes compresivos o transfusión.
  • Cicatrización: existe riesgo de cicatrización debido a una curación incompleta o un mal cuidado de la herida. Las cicatrices pueden afectar la apariencia y función de la cara o el cuello. Las cicatrices se pueden minimizar con técnicas adecuadas de cuidado de las heridas como limpieza, cambios de apósitos, cremas humectantes, láminas de gel de silicona, etc.
  • Daño a los nervios: existe riesgo de daño a los nervios debido a la compresión o lesión durante la cirugía. El daño a los nervios puede causar entumecimiento, hormigueo, dolor o debilidad en ciertas áreas de la cara o el cuello. El daño a los nervios puede ser temporal o permanente según la gravedad. El daño a los nervios puede requerir medicamentos, fisioterapia o injertos de nervios.
  • Asimetría: existe riesgo de asimetría debido a un crecimiento, desarrollo o curación desigual durante la cirugía. La asimetría puede provocar insatisfacción con un lado más que con otro. La asimetría puede requerir una cirugía de revisión u otros procedimientos cosméticos como rellenos, implantes o láseres.
  • Insatisfacción: siempre existe la posibilidad de que uno no esté satisfecho con los resultados después de la cirugía debido a preferencias personales, expectativas o comentarios de otros. La insatisfacción puede afectar la salud mental, la autoimagen o las interacciones sociales. La insatisfacción puede requerir asesoramiento, grupos de apoyo o cirugía de revisión.

Beneficios

Algunos de los posibles beneficios son:

  • Apariencia mejorada: la cirugía de masculinización facial puede crear una cara más angular que se asemeja a la que se ve en los hombres cisgénero. También puede mejorar ciertas características como los pómulos, el ancho de la frente y la definición de la mandíbula. También puede reducir ciertos rasgos como la papada. También puede mejorar la confianza y la comodidad de uno con su propio rostro.
  • Función mejorada: la cirugía de masculinización facial puede mejorar la capacidad de realizar ciertas actividades que involucran movimientos faciales, como hablar, comer, sonreír o expresar emociones. También puede reducir el riesgo de disforia de la voz, que es un sentimiento de incomodidad o angustia con la voz debido a que no coincide con la identidad de género. También puede mejorar la capacidad de respirar, tragar o masticar al corregir cualquier problema estructural en la nariz, la garganta o la mandíbula.
  • Salud mejorada: la cirugía de masculinización facial puede mejorar la salud física y mental al aliviar la disforia de género, que es una condición en la que uno siente angustia o malestar con el sexo asignado al nacer o los roles de género asociados. También puede reducir el riesgo de depresión, ansiedad, suicidio, abuso de sustancias u otros problemas de salud mental que puedan surgir de la disforia de género o el estigma social. También puede mejorar la salud y la satisfacción sexual al mejorar la autoimagen y la intimidad con la pareja.
imagen 34

Efectos a largo plazo

Los efectos a largo plazo de la cirugía de masculinización facial pueden variar según el tipo, extensión y calidad de la cirugía, así como la edad, la salud, el estilo de vida y la genética del individuo. Algunos de los posibles efectos a largo plazo son:

  • Estabilidad: Los resultados de la cirugía de masculinización facial son generalmente estables y permanentes, lo que significa que no cambian significativamente con el tiempo ni requieren un mantenimiento frecuente. Sin embargo, algunos factores pueden afectar la estabilidad de los resultados, como el envejecimiento, las fluctuaciones de peso, los cambios hormonales, el tabaquismo, la exposición al sol o los traumatismos. Estos factores pueden provocar cambios en la forma, el tamaño o la posición de los huesos o tejidos blandos de la cara, que pueden requerir una cirugía de revisión u otros procedimientos cosméticos para corregirlos.
  • Satisfacción: la satisfacción con los resultados de la cirugía de masculinización facial puede variar según las expectativas, los objetivos y los comentarios de los demás del individuo. Algunas personas pueden estar muy contentas con su nueva apariencia y sentirse más alineadas con su identidad de género. Otros pueden arrepentirse o sentirse insatisfechos con ciertos aspectos de sus resultados, como cicatrices, asimetría o falta de naturalidad. La satisfacción también puede cambiar con el tiempo a medida que evoluciona la identidad, las preferencias o el entorno social de uno. La satisfacción puede afectar la salud mental, la autoestima o las interacciones sociales y puede requerir asesoramiento, grupos de apoyo o cirugía de revisión para mejorar.
  • Complicaciones: Las complicaciones de la cirugía de masculinización facial pueden ocurrir durante o después de la cirugía y pueden ser menores o mayores. Algunas de las posibles complicaciones son infección, sangrado, cicatrices, daño a los nervios, asimetría o insatisfacción, como se mencionó anteriormente. Otras posibles complicaciones son la resorción ósea (pérdida de densidad o volumen óseo), el rechazo del implante (inflamación o infección alrededor de un implante), la osteomielitis (infección ósea), la sinusitis (inflamación o infección de los senos paranasales) o la parálisis facial (pérdida de movimiento muscular). o sensación en la cara). Las complicaciones pueden requerir medicación, cirugía u otros tratamientos para resolverse y pueden afectar la apariencia, función o salud de la cara o el cuello.
imagen 35

Conclusión

La cirugía de masculinización facial es un tipo de cirugía de afirmación de género que puede crear una apariencia más masculina para los hombres transgénero a quienes se les asignó mujer al nacer. Puede tener varios beneficios, como una mejor apariencia, función, salud y calidad de vida. También puede tener varios riesgos, como infección, sangrado, cicatrices, daño a los nervios, asimetría o insatisfacción. Los efectos a largo plazo de la cirugía de masculinización facial pueden depender del tipo, extensión y calidad de la cirugía, así como de la edad, la salud, el estilo de vida y la genética del individuo. Los efectos a largo plazo pueden incluir estabilidad, satisfacción o complicaciones. La cirugía de masculinización facial es una decisión personal que debe tomarse después de una cuidadosa consideración de los pros y los contras, y con la orientación de un profesional calificado. cirujano y un equipo de apoyo.

Visita el Perfil de Instagram del Dr. MFO para ver ejemplos de cirugías exitosas. Contacto para consulta gratuita.

Preguntas más frecuentes

1. ¿Cuáles son los efectos físicos comunes a largo plazo de la cirugía de masculinización facial?

Los efectos físicos pueden incluir cambios en la estructura facial, como un arco superciliar más prominente, una línea de la mandíbula más cuadrada y una nuez de Adán más pronunciada.

2. ¿Cómo afecta la cirugía de masculinización facial al bienestar psicológico a largo plazo?

La cirugía puede mejorar significativamente el bienestar psicológico al alinear la apariencia física con su identidad de género, lo que potencialmente reduce la disforia de género y mejora la autoestima.

3. ¿Existen riesgos o complicaciones potenciales asociados con la cirugía de masculinización facial a largo plazo?

Como ocurre con cualquier cirugía, los riesgos potenciales pueden incluir infección, cicatrices e insatisfacción con el resultado estético. Las complicaciones a largo plazo son raras pero pueden ocurrir.

4. ¿Cómo impacta la cirugía de masculinización facial en el proceso de envejecimiento?

La cirugía puede alterar la forma en que envejece la cara, ya que los cambios en la estructura ósea pueden afectar la forma en que los tejidos blandos como la piel y la grasa envejecen con el tiempo.

5. ¿Puede la cirugía de masculinización facial tener efectos a largo plazo sobre la sensación o la movilidad facial?

Puede haber cambios temporales en la sensación facial o la movilidad inmediatamente después de la cirugía, pero generalmente se resuelven con el tiempo.

6. ¿Cuáles son los efectos potenciales de la cirugía de masculinización facial en la autoestima y la imagen corporal?

Al alinear la apariencia física con la identidad de género, la cirugía puede tener un impacto positivo en la autoestima y la imagen corporal.

7. ¿Cómo afecta la cirugía de masculinización facial a la piel y los tejidos subyacentes con el tiempo?

La cirugía implica el reposicionamiento de la piel y los tejidos, lo que puede provocar cambios en el contorno facial con el tiempo.

8. ¿Se requiere algún procedimiento de mantenimiento o seguimiento a largo plazo después de la cirugía de masculinización facial?

Por lo general, se recomiendan citas de seguimiento periódicas para controlar la curación y la satisfacción con los resultados. Es posible que sean necesarios procedimientos adicionales según las necesidades y deseos individuales.

9. ¿Cómo afecta la cirugía de masculinización facial a las interacciones y relaciones sociales a largo plazo?

La cirugía puede impactar positivamente las interacciones y relaciones sociales al mejorar la confianza en uno mismo y la comodidad en situaciones sociales.

10. ¿Cuáles son los posibles efectos a largo plazo de la cirugía de masculinización facial sobre el habla o las características vocales?

La cirugía de masculinización facial afecta principalmente la apariencia física y normalmente no tiene un impacto directo en el habla o las características vocales.

11. ¿Puede la cirugía de masculinización facial tener algún efecto a largo plazo sobre otros procedimientos o tratamientos faciales?

La cirugía puede influir en los resultados de futuros procedimientos o tratamientos faciales, por lo que es importante hablar de esto con su proveedor de atención médica.

12. ¿Cómo afecta la cirugía de masculinización facial a la vida profesional a largo plazo?

La cirugía puede mejorar potencialmente la vida profesional al mejorar la confianza en uno mismo y la comodidad en entornos profesionales.

13. ¿Existe algún riesgo potencial para la salud a largo plazo asociado con la anestesia utilizada en la cirugía de masculinización facial?

Si bien son poco comunes, los riesgos potenciales a largo plazo asociados con la anestesia pueden incluir reacciones alérgicas u otras complicaciones relacionadas con la anestesia.

14. ¿Cuál es la tasa de satisfacción a largo plazo entre los pacientes que se han sometido a una cirugía de masculinización facial?

La mayoría de los pacientes reportan altos niveles de satisfacción después de la cirugía de masculinización facial, aunque las experiencias individuales pueden variar.

15. ¿Cómo afecta la cirugía de masculinización facial la calidad de vida general a largo plazo?

Al alinear la apariencia física con la identidad de género, la cirugía de masculinización facial puede mejorar significativamente la calidad de vida general de muchas personas.

Noticias relacionadas

es_ESSpanish